Kabuki – Presidente Carmona

Hace poco estuvimos cenando en el Kabuki de Presidente Carmona: hasta ahora el mejor japonés que hemos pisado.

Trato excelente, sitio acogedor, calidad máxima en género y elaboración. Una experiencia muy recomendable. Desde nosolosushi, en una escala de 1 a 10, le otorgamos un 11!

Reservamos un par de sitios en la barra desde donde pudimos observar detenidamente la elaboración de los platos y donde dos de sus cocineros, Pablo y Juan, se ofrecieron a resolver cada duda que nos surgía. Compartieron con nosotros conocimientos, anécdotas y pasión por la gastronomía japonesa.

Me he lanzado a escribir esta entrada porque quiero compartir con todos vosotros esta maravillosa experiencia.

Había oído hablar bastante del mito del Kabuki. Antes de lanzarme a reservar estuve indagando en la red. Encontré críticas, artículos y comentarios sobre el sitio, los cuales se contradecían bastante. Por eso mismo quería exponer mi propio punto de vista.

Kabuki Presidente Carmona vs. Kabuki Wellington:

Yo NO he estado en el Kabuki Wellington, PERO he leído que ambos comparten Estrella Michelín y carta. La diferencia estriba en los precios: el Kabuki Wellington está en un hotel de lujo y eso se paga.

Pero si de lo que se trata es de probar sus manjares sin dejarte un riñón, el de Presidente Carmona cumplirá tus expectativas!

Aquí mi experiencia: Reservamos para cenar un viernes a las 22:00h. Por la tarde me llamaron para confirmar. En la entrada nos recibieron dos camareros muy agradables, los cuales nos guardaron los abrigos y las bolsas gigantes de compras que llevábamos. Nos sentaron en la esquina lateral izquierda de la barra, tal y como habíamos pactado. Nos sirvieron las bebidas y un aperitivo mientras estudiábamos la carta.

El local pequeño, elegante y acogedor. El puesto donde comimos, cuidado al detalle:

ImagenImagenImagenImagen

La carta elegante, muy variada, cada plato explicado en castellano. ¡Casi nos volvemos locos para decidir!

ImagenImagen

Pedimos varias rondas de comida, ya que no nos decidíamos. No hubo problema. Según íbamos pidiendo, nos lo iban preparando. La atención del personal: magnífica! Te explicaban lo que llevaba cada plato y cómo había que comerlo.

Qué pedir en el Kabuki:

He de decir que nuestra intención era deleitarnos probando cosas nuevas, no pegarnos el empacho del siglo. Puede que otra pareja con esta cantidad de comida se quede con hambre, no lo sé. Pero a mi me pareció más que suficiente para cenar!

Empezamos la degustación con el ya característico plato usuzukuri de toro con pan tumaca: muy rico. La finura del corte, el delicado sabor de la ventresca del atún, la presentación y la combinación. Me gustó mucho.

IMG_0638

Continuamos con una cata de nigiris:

Nigiri de escolar con paté de trufa: impresionante el paté de trufa y el pez mantequilla de mejor calidad que he probado hasta ahora.

IMG_0639

Nigiri de steak tartar con arroz crujiente y jalapeño: Este nigiri me sorprendió enormemente. La base de arroz estaba templada y crujiente, simulando una base de pan tostado. El steak tartar frío se deshacía en el paladar. Una combinación espectacular.

IMG_0641

Gunkan de erizo fresco: Mi primera vez con el erizo. ¿Pero cómo he podido esperar tanto tiempo para probarlo? ¡Qué cosa más rica, por favor! Sabor intenso. Una bocanada de mar en tu boca. Estoy deseando volver a comerlo.

IMG_0640

Nigiri de pargo con shiso, limón y soja:  Esta pareja de nigiris fue invitación de la casa. Los cocineros se empeñaron en que lo probáramos. Me sorprendió mucho la frescura de este nigiri. Delicioso. Gracias!!

IMG_0645

Tartar de salmón con foie de hígado de rape (ankimo) y caviar: Un tartar muy fino. El salmón, un básico que nunca defrauda. Primero nos trajeron el tartar montado para que lo viéramos y seguidamente se lo llevaron para macerarlo con salsa de soja.

IMG_0642

Tartar de atún picante con esparraguillos de mar: Grata sorpresa los esparraguillos de mar. El atún impresionante.

IMG_0643

Cremoso de yuzu, gelatina, fresón y pipas de calabaza:
Este postre me empeñé en pedirlo y no me arrepentí un solo momento. El yuzu es una fruta japonesa mezcla entre cítrico y menta. Muy refrescante y presentado en diferentes texturas.

IMG_0646

Esto es lo que nosotros pedimos. Puedo asegurar que salimos muy contentos y cenamos muy bien. No pedimos más realmente porque no nos apetecía.

Precio del Kabuki:

Todo esto junto con 4 consumiciones (2 cervezas y 2 refrescos) ascendió a una suma de unos 110€ en total.

¿Caro? Bueno, pues teniendo en cuenta que cenar en un japonés sin grandes lujos puede salir de media unos 30€ por persona, pagar el doble por unos platos únicos, no me parece caro. A mi desde luego me merece más la pena una visita al Kabuki que dos a otros restaurantes japoneses del montón 🙂 ¡Ya estoy ahorrando para la próxima!

En resumen: una experiencia inolvidable, una cena espectacular en una velada perfecta.

Podría decir que ha sido lo más cerca que he estado de Japón. ¡Y estoy deseando volver!

Quería dar las gracias a Pablo y a Juan, los cocineros que estaban en la barra de sushi, por hacernos pasar tan maravillosa velada. Por compartir con nosotros sus secretos y experiencias, ¡GRACIAS!

¡Hasta la próxima sushilovers!

Elena
NSS

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s